viernes, 12 de agosto de 2011

Air Canada. Mal trato.

El post que quería escribir era otro, pero ha sido tan mala, tan nefasta, tan vergonzosa, la organización de Air Canada en el aeropuerto de Montreal y sobre todo tan humillante que dan ganas de llorar o matar a alguien.
Volabamos de Toronto a Bruselas, con una parada en Montreal, de esas que no te dejan bajar de el avión, de esas que son para completar el vuelo, con tan mala suerte que sobre el aeropuerto de Montreal había un tormentón de los que hacen epoca, hasta ahi genial, nadie tiene culpa de eso.
El aeropuerto estuvo cerrado 3 horas, normal, no se pueden permitir despegues o aterrizajes con tal aparato eléctrico. Lo malo empieza después, cuando deciden reabrirlo, 30 aviones antes que el mio tomaron tierra y tenían que desembarcar sus pasajeros. Durante 3 horas nos tienen dentro del avión diciéndonos que estamos esperando turno. Por fin, nos dan turno, para recoger a los pasajeros que tienen que completar el vuelo a Bruselas, pero nos dicen que tenemos que abandonar el avion y que embarcaremos en breve para salir. Hasta aquí todo normal.
Lo que deja de ser normal es que apenas hemos llegado a la nueva terminal de embarque, megafonía anuncia que tenemos que recoger las maletas y dirigirnos a aduanas. Han cancelado el vuelo.
Una señorita muy amable nos indica el camino y nos dice que una vez pasemos aduanas, recojamos las maletas y nos daran nuevo vuelo y un recibo para pasar la noche en un hotel.
Pasamos aduanas y esperamos las maletas, salen todas menos una, cuando ya no salen mas nos dirigimos a reclamaciones y se empeñan en que esperemos porque aún tienen que llegar mas.
Algo mas de media hora esperando y no aparecen mas maletas. Volvemos al mostrador y nos dicen que la maleta salió dirección Madrid en el vuelo directo desde Toronto, si hubieran consultado esto la primera vez, nos habríamos ahorrado un buen rato de espera.
Subimos a que nos den el ticket para el hotel y nos recoloquen y la cola es horrorosa, mas de 500 personas y solo 3 personas trabajando. La cola apenas avanza, la gente de nuestro vuelo, van saliendo hacia el hotel, hay momentos en los que solo una persona atiende a los que esperamos pero nadie se queja. Pasan las horas, dos, tres, cuatro.
La desesperación empieza a apoderarse de la gente, pero nadie protesta. Corre el rumor de que ya no van a recolocar a nadie en ningún vuelo y que hay que llamar a un número de teléfono para intentarlo por tu cuenta, me dirijo al mostrador de información y lo pido. Empezamos a llamar y está ocupado, nos mantenemos a la espera una hora y abandonamos el intento, así varias veces.
A las 5 de la mañana, los animos empiezan a caldearse, pero no mucho, de repente aparecen varios miembros de seguridad del aeropuerto y se colocan enfrente de los mostradores. Las dos personas que estaban atendiendo dejan de hacerlo y un señor de air canada viene a explicar que se acabó lo de recolocar y lo de dar hoteles, que nos busquemos la vida con el número de teléfono que nos van a dar y que los hoteles los busquemos por nuestra cuenta.
Sin taxis y con todas las maletas es imposible moverse, y además hasta que no nos recoloquen los vuelos no podemos dejar el aeropuerto, no vaya a ser que nos den los primeros de la mañana.
Seguimos insistiendo varias horas con este número y al final, nos lo solucionan desde España, pero a esta hora, ya no hay hoteles libres según nos dice un señor de Air Canada. Así que a hacer tiempo en el aeropuerto.
Fue vergonzante el trato dado, tras siete horas de espera deciden que cada uno se las arregle como pueda, a esas horas, ni taxis, ni hoteles. ¿Que haces a las 6 de la mañana en Montreal cargado de maletas, sin conocer la ciudad?
A las 7 de la mañana el aeropuerto vuelve a su ritmo de trabajo habitual, con lo que nos han dicho en España, conseguimos que nos reubiquen el vuelo. Pero, ¿Y ahora qué? 12 horas por delante, para tomar un avión de regreso a Toronto y luego Madrid.
Se nos caen los parpados, y decidimos probar en el hotel del aeropuerto, con suerte, la gente que salio en los primeros vuelos ya habrá abandonado las habitaciones. Así es, tenemos que esperar una hora para que las arreglen, pero al menos podremos dormir y ducharnos.Solo 3 horas de sueño, por miedo a quedarme dormido y perder el avión de vuelta.
Tras 55 horas desde que dejé Edmonton, llego a Madrid, pasando por Toronto, Montreal y de nuevo Toronto, he perdido la reserva de habitación que tenía en Madrid, para pasar la noche, pero al menos llego en tiempo para coger el mismo ave que tenía reservado.
En casa de nuevo, a pesar de la mala gestión de Air Canada. En Franckfurt, la situación fue inmensamente mas dificil y lo solucionaron mucho mejor. En Montreal, podías ver señores mayores forzados a esperar de pie durante 7 horas, familias con niños durmiendo en el suelo. Una catastrofe y solo cerraron por 3 horas. No quiero pensar como sería el trato, si hubiera pasado lo de Europa en Navidad.

1 comentario:

  1. a ver si escribes algo más y actualizas el blog

    ResponderEliminar